1. El culo de porcelana de mi cuñada


    Fecha: 18/11/2016, Categorías: Incesto Autor: Edgard, Fuente: CuentoRelatos

    E
    
    stuve desempleado por espacio de tres meses, teníamos junto a mi esposa unos ahorros que nos permitían estar solventes, a veces hago trabajo de investigación y asesorías en el sector agrícola, por lo que en ese tiempo me entretuve haciendo un trabajo para un amigo.
    
    Durante una semana Jazmín, mi esposa, tuvo que ir a visitar a su madre, ya que al parecer tenía problemas con mi suegro. En la misma ciudad vivía mi cuñada que estudia en la universidad, al segundo día de estar solo Angélica, mi cuñada, llego a visitarnos yo me encontraba en el baño ya que tenía que salir, Angélica tiene una llave que le hemos entregado para cualquier emergencia, por lo que entro hasta la recamara ella creyó que no habría nadie en casa, en ese momento salí desnudo solo cubriendo mi torso con la toalla, me quedé atónito no sabía qué hacer ni decir, mi cuñada no quitaba la vista de mi verga la que tenía en todo su esplendor ya que acaba de hacerme un pajazo, me cubrí y le pedí disculpas, me dijo no Armando yo tuve la culpa por haber entrado así a tu habitación.
    
    Me cambie y ella estaba en la cocina cuando baje, no sabíamos que decir le dije que tenía que salir que si se iba a quedar, me dijo que tenía clases pero que había llegado para avisar que esa noche tendría que dormir en la casa ya que por la mañana saldría rumbo a casa de su mama, le dije que no había problemas que yo llegaría un poco tarde ya que estaría en casa de Antonio revisando un proyecto que estaba haciendo, salí pensando en el escenon que había hecho. Angélica es una chica con cara de niña, 21 años, con un cuerpo fenomenal sin embargo lo que siempre me ha fascinado de ella ha sido su culo, un poco pronunciado y redondo una vez tuve la oportunidad de verla desnuda yo había llegado tarde a la casa y ella se había quedado durmiendo en el sofá de la sala estaba desnuda y la sabana se le había caído en parte y dejaba ver su exquisito culo de porcelana.
    
    Antonio había organizado una fiesta ya que gano la licitación del proyecto y como yo se lo había diseñado era el invitado especial tomamos bastante ya eso de las 11 decidí irme a casa, cuando llegue vi que mi cuñada se encontraba en la sala viendo tele, era el canal porno e inmediatamente cambio un poco apenada, estaba en unos pantaloncillos cortos de miedo dejaba entrever una parte de sus nalgas y una blusa que cubría solo parte de sus pechos, dirigí al baño para enjuagarme la cara y desde la sala Angélica me preguntaba que si quería tomar algo le dije que sí, cuando salí tenía dos tragos en la mesa, me dijo que había tomado un par de tragos porque estaba sola.
    
    No podía dejar de verla y aún más cuando se levantaba a servir algún trago o iba al baño, sentí como la protuberancia de mi pene se notaba en mi pantalón, por lo que decidí ir a ponerme una camiseta y un pantalón corto, empezamos una plática un poco erótica al preguntarme que era lo que más me gustaba que me hiciera Jazmín, la pregunta me agarro de sorpresa y no supe que contestar y solo ...
«123»