1. Me follo a la mama de mi novia


    Fecha: 22/05/2020, Categorías: Sexo con Maduras Autor: Anónimo, Fuente: RelatosEróticos

    Hola, mi nombre es Lucas. Tengo 19, pelo castaño, ojos azules, musculoso, deportista.... Todo lo que una mujer quiera. Siempre fui bueno en el sexo, a veces me gusta más la parte física de una mujer. Mi novia se llama Paola, tiene 17, es buena persona, no es tan mala en el sexo pero a veces me aburro porque no es tan atractiva. Estos días en la universidad, me he comido con una de las porristas pero siempre quedamos ahí, así que estuve muy excitado.
    
    Todo empezó hace 1 semana. Estaba aburrido y decidí ir a la casa de Paola con unas flores muy exóticas con un aroma muy bello. La casa tenía todas las cortinas cerradas, ósea que debía estar oscuro. Toqué la puerta y me abrió la mama de Paola, Lucía. Lucía tenía por ahí unos 31. Tenía un escote que le dejaba ver unos gigantescos senos.
    
    -Hola Lucas- me dijo con cariño porque nos llevamos bien
    
    -Bien si señora, esta Paola?
    
    -No demora en llegar, fue al centro comercial a hacer un trámite. Pasa tranquilo estás en tu casa
    
    Entre, y me senté en una silla de la cocina. Ella se acercó y me dijo
    
    -Que lindas flores puedo olerlas?
    
    -si señora- le dije
    
    En ese momento se inclinó para olerlas mientras se apoyó en mi hombro sensualmente. Debido a la inclinación le pude ver esos senos tratando de salir del vestido. Los observe largo rato. Cuando se fue, no lo pude evitar y me fui al baño. Era un baño grandísimo. Me empecé a masturbar pensando en Lucía desnuda. AHHH que rico. Con los ojos cerrados me masturbaba cuando escuche la puerta del baño. Me vo,tiene y ahí estaba viéndome. Después de un gesto de asombro le dije "yo...yo estoy muy prendido" y fue cuando se agachó y me masturbo a mí también. No me asombre, quería quitarme la excitacion. Entonces le dije que me lo chupara.
    
    -AHHH Joven que larga es
    
    -comete todos los 21 cm le dije
    
    Entonces, se lo metí por detrás. Gemía como una perra loca. Me senté en un mini sillón y me acosté. Ella se quitó la falda y la camisa y se sentó en mi polla mirándome.
    
    -que quieres ver papi?
    
    -tus senos mientras brincas
    
    Empezo a saltar y yo no podía. Me sostenía de su cadera mientras veía esas enormes tetas subir y bajar. No pude aguantar y le dije que me iba a correr. Ella se levanto, me agarro, cogio sus tetas y las uso entre mi pene. Dos sacudidas bastaron para que un chorro de semen le pintara la cara. Yo gritaba por toda la casa. Caí exausto mientras mi semen se derramaba por mi cuerpo. En eso entro Paola. Nos vio y cerró la puerta. No me importaba, estaba cansado. Follamos en la ducha y en otras ocaciones Más. 
«1»