1. Con mi Primo Gabriel


    Fecha: 06/04/2020, Categorías: Incesto Autor: Anónimo, Fuente: SexoSinTabues

    Hola, muchos habrán leído mi primer relato en la categoría de zoo, esto que contare es diferente y es totalmente cierto.
    
    Hace unos años cuando yo tenia como 15 y mi primo 14 nos enredamos en una historia incestuosa y que a la fecha no podemos parar.
    
    Mi primo, a quien llamare Gabriel, es y era un chico lindo, alto muy alto, en ese entonces media como 1.70, delgado, en cambio yo era una chica pequeña que media 1.55 si muy pequeña, así que el se veía como si fuera el mayor, a pesar de ser primos no nos parecemos en nada y no tenemos mucho en común.
    
    Todo comenzó el día que a una tía y mi prima se les ocurre ir al cine...y como buenos niños que eramos fuimos, pero cuando ellas eligieron la película mi primo y yo no estuvimos de acuerdo, así que decidimos entrar a otra función, esta función empezaba después de la suya, así que paseamos un rato por la plaza antes de entrar a la función.
    
    Mientras caminábamos el tomo mi mano, hasta ese momento era normal, siempre lo hacíamos, pero cambio cuando doblando la mano que tenia sujeta a la de el me abraza por la cintura, parecíamos una pareja, no me moleste pues era mi primo así que ¿que mas daba?. pero después paso a abrazarme por atrás, su pecho estaba pegado a mi espalda, eso si era raro pues nunca lo habíamos hecho así que lo voltee a ver y él solo sonrío. No negare que el siempre me había atraído, pero vamos ¡Gabriel es mi primo!
    
    --¿Qué haces?--le pregunte.
    
    --Nada, solo te abrazo.
    
    --Gabriel, ya deja de abrasarme parecemos algo que no somos--aunque por dentro si quería parecer eso y que ojalá no fuéramos primos.
    
    --¿Y qué? Nadie sabe que somos.
    
    Continuamos caminando y poco a poco comencé a sentir algo duro atrás, me voltee y le pregunte si tenia algo en el bolso, claro que ya sabía que era, la fricción ente nosotros había causado una erección en Gabriel. Demasiado pronto para mi gusto nos dio la hora de entrar al cine.
    
    Entramos y nos sentamos en una esquina, en la parte de arriba, confieso que yo quería sentir su erección de nuevo, yo en ese momento aún era virgen, pero siempre me había gustado saber de sexo, recuerdo que alguna vez vi con Gabriel una película porno cuando eramos pequeños.
    
    Comenzó la película, era una de "terror" aunque solo causaba risa, bueno seguimos viendo la película pero podía sentir la mano de Gabriel en mi pierna, era realmente bueno que nadie estuviera cerca de nosotros, la sala estaba casi vacía, la mano de Gabriel subía por la parte interna de mi muslo, comenzaba a excitarme, pero eso estaba mal, somos primos.
    
    --Gabriel, déjame--le susurraba.
    
    --¿Por qué? ¿No te gusta?
    
    --Somos primos, eso esta mal.
    
    --Pero si te gusta ¿no? entonces ¿por qué parar?
    
    --Déjame, esta mal--aventé su mano lejos de mi muslo.
    
    Pronto el comenzó a recargar su cabeza en mi hombro y soplaba su aliento en mi cuello, de repente me daba algunos besos en el, me calentaba, mi cuello es un lugar muy sensible, Gabriel lo noto pues mi respiración comenzaba a ...
«12»